20170721-disa-002.jpg

La renta per cápita en Canarias cae hasta el 82% de la media nacional desde el año 2000, según un estudio realizado por Corporación 5 y Fundación DISA

  • viernes, 21 de julio de 2017

El documento se enmarca dentro de la serie de estudios 'Papeles de Economía Canaria' y se centra en el análisis de la evolución de la economía de las Islas

La economía canaria ha experimentado un proceso de alejamiento de la renta per cápita nacional desde el año 2000, según constata el informe ‘El proceso de convergencia económica en Canarias’, elaborado por Corporación 5 con la colaboración de la Fundación DISA.

Esta situación viene corroborada por los datos obtenidos en los últimos 16 años, en los que las Islas han pasado de un Producto Interior Bruto (PIB) por habitante que representaba el 97% nacional al 82% en 2016, lo que supone una pérdida de 15 puntos porcentuales.

El documento, enmarcado dentro de la serie de estudios Papeles de Economía Canaria, se ha centrado en el estudio de la evolución de la economía de las Islas, así como de otras variables, como la demografía, y plantea la necesidad de reenfocar esta problemática para reconducir el patrón de crecimiento.

El presidente de la Fundación DISA, Raimundo Baroja, destaca que esta colaboración con Corporación 5, que ha permitido hasta ahora la elaboración de tres estudios, “pretende aportar un análisis preciso sobre factores que afectan directamente a la economía con el fin de conocer la realidad más próxima y realizar previsiones y planificaciones estratégicas a medio y largo plazo bajo unos criterios fundados”.

Añade que este estudio sobre el proceso de convergencia económica en Canarias evidencia que la renta per cápita de los canarios ha empeorado en los últimos años, con una diferencia respecto a la renta nacional que ha pasado de los 700 euros en el año 2000 a los 4.300 en 2016. Un dato que, apuntó, demuestra que “el Archipiélago no ha sabido crear valor del crecimiento demográfico registrado en este periodo”.

El informe constata la pérdida de renta por habitante que se ha producido en las Islas en dicho periodo, con una reducción de 1.276 euros, al pasar de 20.703 en el año 2000 a 19.427 euros en 2016. Asimismo, sitúa al Archipiélago como la única región pobre de España que empeora su renta per cápita desde el año 2000.

Evolución diferenciada

Otro de los aspectos recogidos se centra en la diferente evolución registrada en Canarias respecto al resto de comunidades. En las Islas, entre 2000 y 2009 se produjo un aumento de la brecha del Archipiélago respecto a la media nacional a un ritmo vertiginoso, especialmente marcado en el periodo de 2003 a 2009.

Asimismo, a partir de 2009, la continuidad del proceso de divergencia sigue la tendencia general de alejamiento de la media, aunque de una forma no tan rápida como en los años anteriores.

Esta evolución contrasta con el comportamiento del conjunto de las comunidades autónomas españolas, que constatan una reducción de la desigualdad entre 2000 y 2009, mientras que, a partir de ese año se invierte la tendencia, con un incremento.

Crecimiento demográfico

Por otro lado, el documento presta especial atención a la incidencia de la evolución demográfica en la renta per cápita y destaca que el PIB de España ha aumentado anualmente 0,3 puntos porcentuales entre 2000 y 2016, pese a que la población ha crecido 0,7 puntos porcentuales menos que en Canarias.

Concluye que estos datos ponen de manifiesto que Canarias no ha sabido convertir el crecimiento demográfico en creación de valor, pese a que un aumento de la población lleve implícito un incremento de la demanda y, por tanto, un impulso de la actividad económica.

Asimismo, refleja que, mientras que la divergencia en renta por habitantes entre Canarias y España hasta 2009 dependió casi en la misma proporción del comportamiento del PIB que de la demografía, a partir de 2009 se debió únicamente a la evolución demográfica.

Recuperación económica

El informe destaca que Canarias ha iniciado el proceso de recuperación económica con un año de retraso respecto al país, rompiendo la tendencia que se había registrado hasta ahora de anticiparse tanto a las crisis como a la salida de las mismas.

De esta forma, mientras que el descenso de la renta per cápita desde 2008 tocó fondo en España en 2013, en el caso de Canarias lo hizo en 2014.